domingo, 3 de febrero de 2013

Un ritmo ordena
el silencio de casa.
Gotea un grifo.


2 comentarios:

Dany Aragonés dijo...

Qué pasada, Sr. Odal...
Me declaro fan de sus haikus.

Odal Orto dijo...

Es el lector,
mister Aragonés,
quien salva el verso.